Carolina Corral

Crecí con una sensibilidad ante situaciones injustas, y con malestares accionados por situaciones que desempoderaban y humillaban a las mujeres de mi alrededor, después supe que se llamaba machismo.

Más adelante escolaricé mi vida varios años estudiando antropología social, lo que  me permitió adentrarme en lecturas críticas que me formaron, pero en algún momento la rígida institucionalización de la academia limitó mi creatividad y me pareció que perpetuaba patrones autoritarios.

En la calle y con mis colectivos aprendí el uso de herramientas audiovisuales.

Hoy, creo que soy una contadora de historias sensibles a la gente, a través de dispositivos audiovisuales de manera independiente y colectiva.